Sostenibilidad

Marco general


LFP se inscribe plenamente dentro de las conclusiones y compromisos decididos en el marco de las conferencias sobre el clima COP-21 de París y COP-22 de Marrakech.

La actividad de LFP como gestor de una infraestructura ferroviaria responde naturalmente a las exigencias del desarrollo sostenible, tanto en materia económica y social como medioambiental.

Todos los estudios coinciden en indicar el transporte ferroviario como uno de los más ecológicos tanto a nivel del transporte de viajeros como a nivel de transporte de mercancías.

Al promover y potenciar el transporte por ferrocarril, LFP contribuye a la reducción de la contaminación.

Política medioambiental: el Compromiso de LFP


Ya desde la fase de proyecto y ejecución, el aspecto medioambiental ha sido y continua siendo una de las mayores preocupaciones de Línea Figueras Perpignan S.A. Forma parte de los factores integradores de la Sección Internacional. Su trazado ha sido definido para reducir al máximo el impacto medioambiental, permitir una correcta integración en el entorno paisajístico, evitar los medios vivos sensibles, alejándolo al máximo de las zonas habitadas y de los tejidos urbanos.

Más allá de los estrictos aspectos reglamentarios y contractuales para con los Estados, Línea Figueras Perpignan S.A. lleva a cabo una política medioambiental comprometida y apuesta por la implicación de todo el personal para mejorar sus prestaciones y proponer soluciones de utilización de la línea aún más eficaces a las Empresas Ferroviarias y por consiguiente, susceptibles de hacer aumentar cada día el número de clientes.

Esta política se articula en torno a varios aspectos:

  1. La reducción del impacto en el entorno de nuestras actividades : esto pasa sobre todo por un mantenimiento eficaz sin utilizar técnicas, herramientas o productos perjudiciales para el medioambiente, un control del consumo eléctrico, una gestión de los residuos;

  2. La constante búsqueda de oportunidades para aumentar el tráfico ferroviario de viajeros y mercancías: partimos de la premisa que todo tráfico ferroviario ganado a la carretera es una buena noticia para el medioambiente; Línea Figueras Perpignan S.A. actúa como facilitador de movilidad ferroviaria en el eje España-Francia;

  3. La implantación de un sistema de gestión medioambiental para el horizonte 2020;

El desarrollo de una economía circular relativa al personal, infraestructura, material rodante, equipos informáticos y eléctricos, así como los textiles y los papeles (reciclaje, optimización del consumo, reducción de productos fitosanitarios, etc.).La Dirección General y todo el personal de Línea Figueras Perpignan S.A. se comprometen a trabajar para mejorar la protección del medioambiente para las generaciones futuras.

Es una voluntad inmutable que no se verá afectada por el contexto económico, el cual, a lo largo de la concesión, puede ser favorable pero puede verse también momentáneamente degradado.

Puntos de referencia


De forma retrospectiva, el aspecto medioambiental fue integrado desde el principio, cuando la Sección Internacional todavía estaba en fase de proyecto. A fin de de definir un trazado que respetara al máximo el medioambiente, se inició una inspección inicial de los medios naturales atravesados antes del inicio de las obras, mediante estudios de impacto franceses y españoles.

Naturalmente, se han tenido en cuenta las obligaciones legales y reglamentarias, así como los resultados de convenios con colaboradores locales, políticos, vecinos y asociaciones de protección del medio ambiente.

El trazado concilia las obligaciones técnicas propias de una LAV mixta (radios de curva, pendientes) y exigencias medioambientales como alejarse lo máximo posible de las zonas habitadas, evitar los medios naturales sensibles y respetar el patrimonio cultural e integrarse en el paisaje.

Como gestor de infraestructura, LFP tiene implantada una política medioambiental basada en la implicación del conjunto de colaboradores de su concesión en el respeto de las particularidades locales.

El respeto del medioambiente se realiza de forma continuada adaptándose a las diferentes etapas de vida de la Sección Internacional y en coherencia con la evolución general del medio ambiente en el futuro:

  • En el pasado: excavaciones arqueológicas previas, trazado alejado de los elementos patrimoniales remarcables, etc.
  • En la actualidad: integración de las exigencias medioambientales en el pliego de condiciones de las empresas, restablecimiento de las vías de comunicación, reconstitución de los medios naturales, etc.
  • En el futuro: seguimiento medioambiental de la línea en una perspectiva de desarrollo sostenible.

Aspecto económico


La Sección Internacional no solamente permite unir las redes ferroviarias española y francesa, sino que también representa para España la apertura de una conexión ferroviaria hacia el resto de Europa sin ruptura de carga.

Una oportunidad para la economía gracias a la apertura hacia nuevos mercados y el desarrollo de actividades económicas de los territorios locales, el aumento del potencial comercial en Europa y mejor competitividad de las empresas, el desarrollo del turismo relacionado con la reducción del tiempo de los trayectos, la contribución del traspaso de la carretera y aéreo hacia el ferroviario y la reducción de costes para la colectividad en términos de polución, accidentes e incidencias climáticas.

Un impacto positivo sobre el empleo: la fase de construcción ha permitido la creación de empleos relacionados con las obras de la línea; en cuanto al período de explotación y de mantenimiento, permite mantener el empleo a largo plazo en lo sucesivo.

Aspecto Social


La base de LFP es una organización eficaz y resolutiva, con gran capacidad de respuesta, y la consolidación de la estabilidad social y un clima laboral motivador para las personas que trabajan en la empresa. La dirección de la empresa trabaja para mejorar un conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión empresarial que persiguen el equilibrio entre dos dimensiones, la económica y la social. Los objetivos finales: procurar la continuidad de la empresa, lograr un crecimiento razonable y mejorar las condiciones de trabajo de los empleados.

LFP trabaja en la mejora continua de la calidad de vida laboral, abarcando todas aquellas condiciones con repercusiones positivas relacionadas con el trabajo, como son las retribuciones, las jornadas, las posibilidades de carrera profesional o promoción interna, la formación, la mejora de la salud laboral, la conciliación de la vida personal y familiar, etc.

En su forma de gestión, definida por la relación ética de la empresa con los accionistas, se establecen metas empresariales compatibles con el respeto de la diversidad y promoviendo la reducción de las desigualdades sociales. Por ello, en su línea de diseño e implementación de estrategias de asociación y colaboración, LFP colabora con una asociación local para la integración de personas discapacitadas (Altem) y coopera con las universidades e instituciones educativas locales (Universidad de Girona, IUT Ingeniería Industrial y Mantenimiento de Perpiñán, etc.).

La política de la empresa consiste en dar una oportunidad a la puesta en práctica de sus conocimientos en el seno de nuestra estructura a estudiantes que acaban de finalizar sus estudios. En los tiempos actuales, especialmente considerando el alto grado de competitividad del mercado, en el que ya existen y en el que aparecerán importantes cambios científicos, tecnológicos y sociales, LFP debe disponer de una plantilla de empleados motivados y competentes.